Mi primera cita de OnSwinger
Podcast Eróticos Relatos de Miss Taboo Relatos Eróticos

Mi primera cita de OnSwinger

Ago 19, 2017 6 Comments

Mientras lees el relato erótico, también puedes escucharlo, ponte los auriculares y relájate….

 

_____________________

Por fin después de muchas vueltas y vueltas en mi cabeza, decidí crearme un perfil de “Chica Sola” en la web liberal por excelencia OnSwinger, para mi era algo complicado, ya que anteriormente tenia un perfil como pareja swinger pero yo nunca accedía a el, lo llevaba mi pareja y no tenia ni idea de como funcionaba, jamas hable con nadie y no tenia muy claro como era el proceder.

Me abrí el perfil y a las dos horas ya lo tenia saturado de mensajes, obviamente como chica sola liberal, las ofertas que te “llueven” son de todo tipo, y en algunos es demasiado fácil hacer un primer descarte, pero aun te queda un gran número de pretendientes, y no sabes por donde empezar, poco a poco vas hablando y si eres un poco observadora, puedes intuir un poco si es una persona a fin a ti. Después de hablar e interactuar con diferentes amigos virtuales durante días, por fin accedí a quedar con uno de ellos, también era un perfil de chico solo y quedamos para ir a tomar algo.

Estábamos por Castelldels y empezamos con la primera ronda de mojitos, con risas y hablando de sexo sin miramientos continuamente, detrás teníamos una mesa de chicos, que una de las veces que me gire, recuerdo que me pegaron una mirada que yo aun me estoy riendo. Seguimos con una segunda ronda de mojitos y se inicio la fase del tonteo, el roce, algún beso y el hambre… así que nos fuimos a cenar, aquí el tema ya estaba claro, ya sabíamos los dos que la noche se complicaba. No hizo falta hablar, cuando terminamos de cenar nos fuimos directos a su casa.

Cuando llegamos al apartamento y después del tour para saber donde me movía, me acorralo contra la pared, basándome de forma lasciva, deseándome y recorriendo el perfil de mi cuerpo con sus manos, hasta llegar a mis pechos apretandomelos uno contra otro, y haciendo que yo empezara a soltar algún que otro gemido, de repente me giro y me puso contra la pared cogiéndome las manos por encima de la cabeza y recorriendo mi cuerpo a la vez que notaba como se apretaba contra mi culo y me jadeaba al oído, excitandome mucho.

Lentamente me subió la camisa sacándola por la cabeza, mientras yo, libre de mis manos, me desabroché mi pantalón rojo, el cual estaba tan apretado de la entrepierna que lo tenia bastante húmedo, el no era capaz de esperar a que yo me desnudara, que ya estaba sintiendo su mano colarse por debajo de mis bragas, buscando me mi flujo, metió dos de sus dedos dentro de mi para comprobar mi humedad, y sentí como sonreía a ver mi estado…. se separo de mi y observo mi cuerpo, desabrochandome el sujetador y dejando mis pechos libres y con el pezón bien marcado, me cogió la mano y me llevo al dormitorio.

Tumbados en la cama, jugo con mi clítoris, separándome bien los labios y mirándome como disfrutaba, dándome placer, yo aun no me quería correr y me incorpore para dedicarme a él, le bese, bajando con mi lengua por su cuello, por su pecho, sus costillas, su ingle y recreándome por debajo de sus testículos, sin tocarle, solo sintiendo mi lengua…. cuando le vi muy excitado subí con mi lengua por toda su polla pero clavándole mi mirada en sus ojos, quería que me viera bien, que no apartara la mirada mientras me la metía en la boca. Vi como gemía y como estiraba su cabeza hacia atrás poniendo los ojos en blanco de placer, estaba a punto de correrse pero se contuvo, volviendo a mi, jugando y excitándome mucho deseando que me penetrara, cogió el condón de la mesilla y yo con mi boca se lo puse metiéndome su polla bien al fondo de mi garganta.

Me puse en cuatro, para que me la metiera bien, para que me la clavara de una vez y entrara hasta el fondo de una sola embestida, a la vez que la sentía como me entraba fuertemente, le apretaba con mis músculos, le apretaba bien su polla para que me sintiera excitada. Note como sus manos apretaban mis caderas, como me empujaba contra él mientras entraba y salía su polla dentro de mi, se quedo quieto para que fuera yo quien se lo follara, yo que no puedo estar me quieta, empece a moverme clavandomela bien profundo, dándome yo sola las embestidas contra su ingle hasta que sentí que me corría, que mojaba toda su polla con mi corrida, y él al notarlo tampoco aguanto me cogió nuevamente las caderas y me follo aun mas fuerte para correrse mientras sentía el calor de mi corrida….

You Might Also Like

Relatos de sexo entre Amigos

7 claves para un Trío con tu pareja

Protegido: Orgasmos

RECOMENDADOS

Follar en la playa

El polvo de ayer

Relato Erótico con un Desconocido

Follar en…

Sexo en la Ducha

Sexo en el Hotel

Sexo en el Cine (Parte III de Sexo en la ducha)

web de sexo

Cena y sexo (Parte II de Sexo en la Ducha)

Louboutin Zapatos y Cosmética Fetiche

The Secret Room Fiesta Swinger

Trío Swinger con Twice

Quien es Elegance Swinger

Relato Erótico entre Twice y Miss Taboo

6 Comments

  1. Jolin… Como escribes y como cuentas tus historias… Fan total

  2. Querida… sabes que no hay nada más excitante para un hombre que acercarse a la mente de una mujer mientras se excita y su deseo y ardor va creciendo hasta el orgasmo. Hay muchos relatos eróticos de mujeres pero es difícil encontrar el equilibrio entre lo poético, lo animal y lo vivido…. Tu relato es muy excitante porque se nota que mientras lo escribías lo reviviste y seguramente te volviste a humedecer escribiéndolo. Destapas tus sensaciones sin tabús (lógico), sobre todo tus ganas de dar placer tanto como de recibirlo, y a medida que avanza el relato el lector solo quiere una cosa: convertirse en tu pareja de esa noche. Bravo!

    1. Gracias Hans…
      Tienes razón cada vez que escribo un relato, vuelvo a sentirlo y vivirlo como la primera vez, esto no solo hace que me humedezca, si no que me excite de tal manera que en mitad del relato tengo que masturbarme para poder seguir explicando….
      Ahora ya sabes que no solo es una noche de orgasmos… Es una noche + un dia…

      1. Había pensado que esto podría sucederte… no he escrito nunca un relato sobre un encuentro sexual pero pensar en alguno que me haya marcado me lleva a detenerme en detalles, a revivir secuencias y sensaciones y a sentir que se me pone dura…. como me pone muchísimo imaginarte ahora escribiendo el relato, primero solo sientiendote cada vez más húmeda a medida que rememoras os primeros toqueteos con tu amante, luego notando que tienes que balancearte y frotarte un poco contra la silla para calmarte,… intentas escribir unas líneas más pero el balanceo se vuelve presión en tu clítoris que ya está duro, te acaricias un pecho pensando en cómo lo lamió y besó él,… no puedes más, tienes que parar de escribir, te desabrochas el pantalón y juegas con tus dedos debajo de las bragas primero sentada y luego recostada, masturbándote con lujuria hasta el final…

  3. Una historia muy directa, cuesta muy poco trabajo ponerse en situación. Felicidades

    1. Muchas Gracias… la verdad que es una historia divertida de las que ocurren en verano….

Te gusta lo que has leído?? Por favor, me interesa tú opinión...

A %d blogueros les gusta esto: