Saltar al contenido
MISS TABOO SWINGER ✅  Blog mujer unicornio relatos eróticos sexblogger

Follar en…

me gusta follar en

Uuuffff, ya se me eriza la piel antes de escribirlo, pero vale la pena recordarlo una y mil veces, no sabéis como me gusta follar en….

El primer sitio donde Xavy me hizo suya en casa, fue en la mesa del comedor… tantos años con ese mueble allí colocado, utilizándolo para cenas, desayunos, momentos de trabajo, etc y ocultaba la más valiosa de sus utilidades, …. sí chicas, os aseguro que mejor que un sillón tantra  de esos que hay en los hoteles por horas, ó que la misma cama, donde me vuelve loca que mi pareja me de mi cuota de sexo cuando deseo “guerra” es en la mesa del comedor. Allí sin pensarlo en su momento, tengo colocado un espejo muy grande, justo delante de la cabecera de la mesa, por lo que hace un espacio morboso y perfectamente diseñado para los juegos del amor.

Follar en….

Siempre empieza todo por un beso bien húmedo sintiendo como Xavy juega fuerte con su lengua entrelazada con la mía, nuestras manos se mueven rápido por nuestros cuerpos, pero yo es saber que aquí justo delante de esta mesa color haya me va a follar como sólo él lo hace, que ya estoy mojando mis braguitas; siempre tiene este momento algo de brusquedad, pero me gusta sentirme deseada y poseída, que mande él, que sea duro, me encanta cuando el me gira y me da la vuelta de cara al espejo para bajarme los pantalones y el tanga estrellando con fuerza su lengua en mi coño.

El olor a sexo nos invade, nuestras caras en el espejo ya no son las nuestras, sino las de una pareja con expresiones que reflejan mucho vicio, deseo extremo por el otro, y ganas de tener el sexo más salvaje que podemos imaginar. Siento como el borde de la mesa se clava en mi piel, pero noto su lengua sumergida en mi raja y toda su boca llenando de saliva mis labios y mi clítoris, que por cierto lo noto duro y salido al acariciarme por delante.

Xavy me gira, me empuja de los hombros para que de cuclillas le chupe su polla, debo engullirla, estoy muy perra y me gusta, la sujeto con mi mano, dejo excesos de saliva en ella y él me levanta en brazos y me penetra sujetándome en el aire para luego sentarme en la mesa y ver cómo su miembro aparece y desaparece dentro mi ser.

El ruido, el olor, su perfume mezclado con ese sudor que comienza a aparecer aumentan mi nivel de “guarra”, en ese momento complacería a Xavy con cualquier cosa que me pidiese. Cambiamos para girarme, las tetas apretadas contra la mesa, y mirándonos al espejo, me clava muy fuerte por mi vagina desde atrás, siento su pene duro, grande, muy caliente, me quema, me excita de forma muy desenfrenada, ver mi rostro lascivo y el suyo descolocado de excitación me hacen sentir la “perra” más deseada.

Su polla se clava y me duele en cada embestida, pero ese dolor sólo hace que lo desee aún más, nuestro vocabulario es guarro, perverso, fantasioso, no tenemos límites a la hora de imaginar o comentar, jodeeeerrrr…. hasta decirle “me corrooooo”… Y el contestarme “córrete h…a de p…a” y sentir de los mejores orgasmos que he experimentado, para súbita y seguidamente correrse él y sentir todo su semen llenando mis cavidades,…. Ufff su leche esta muy caliente y eso me excita aún más….
Chicas, que tal es vuestra mesa del comedor?? Creéis que la vais a utilizar para follar??

A %d blogueros les gusta esto: